La tecnología de rayado asegura un marcaje industrial permanente y de alta calidad.

Escrito directamente en el material, incluyendo en los aceros más duros.

Silencioso, con una impresión profunda por un trazo continuo, el marcado industrial por rayado está asegurado por una mecánica robusta y confiable.

La tecnología de rayado permite marcar caracteres alfanuméricos o logotipos en todo tipo de materiales, desde plástico a acero templado hasta 62 HRC. La calidad de la marca es excelente: la línea continua a la perfección, un control de profundidad y una alta velocidad de ejecución. El texto (texto o logotipo) está hecho por rayado con una punta de diamante o de carburo de tungsteno montado en un micro-actuador neumático. El movimiento de la punta se realiza mediante una tabla de movimientos cruzados y es dirigido por un controlador electrónico independiente.